La tropa, nos fuimos de acampada a Pancorbo, un pueblecito al norte de nuestra provincia. Nada más llegar, hicimos un raid para conocer un poco el sitio y su historia. Tuvimos que preguntar a la gente, resolver acertijos y dibujar, fue muy divertido.

Por la tarde, después de comer calentitos en el albergue y tener un rato relajado para hablar, aprendimos sobre el mundo de las redes sociales y sus peligros con un taller. La tarde dio también para jugar, por supuesto y para descubrir entre todos lo que debemos llevar en un botiquín, y así poderlo preparar en las próximas salidas.

Por la noche, antes de meternos al saco, hicimos unos juegos muy chulos que había preparado la patrulla panteras para rematar el día, tras los cuales dormimos como troncos.

El domingo, nos despertamos prontito, para poder aprovecharlo lo máximo posible. Tomamos un desayuno muy rico para empezar con energía e hicimos las dinámicas y talleres que habían preparado el resto de patrullas, en los que vimos huellas de animales, hicimos unos juegos sobre los derechos de la infancia y aprendimos un montón sobre cómo llevar una alimentación sana. Las patrullas hicieron un gran trabajo preparando las actividades, eran muy interesantes, lo pasamos genial.

Como todo lo bueno, se acaba, y ya llego la hora de marcharse no sin antes dejar todo recogido y lo mejor que pudimos volviendo a casa con las pilas cargadas para afrontar la semana.