El anterior fin de semana los escultas del grupo nos fuimos a pasar 2 días increíbles en san Adrián de Juarros (pueblo de los Barriomirón). Fuimos en coches, ya que solo éramos 6 pero suficientes para empezar una marcha increíble. Anduvimos por la nieve y el monte queríamos ver unos bisontes que había por ahí pero nuestro jefe Germán nos perdió (aunque no lo quiera reconocer). Total, que acabamos en un claro comiendo. A la vuelta cogimos el camino más recto campo a través, por suerte encontramos el pueblo y volvimos sanos y salvos aunque calados hasta los huesos por la nieve y nuestras batallas.
Una vez de vuelta en la casa consistorial (donde dormíamos) esperamos a los refuerzos, vinieron 6 escultas más.


Una vez todos juntos, recordamos la historia del escultismo con representaciones y canciones. También hablamos de el honor, la lealtad… para prepararnos la promesa. Cenamos y teníamos preparados unos juegos nocturnos pero debido a la nevada nos quedamos dentro jugando a algunos juegos que nos enseñó nuestra fabulosa jefa Porres. Al día siguiente con mas nieve desayunamos y jugamos en la calle, con un perro que
por cierto era muy majo, volvimos a hablar sobre la promesa e hicimos un taller extraordinario, preparado por David, de  hacer un kit de supervivencia en un huevo Kinder, os sorprendería lo que cabe.

Volvimos a comer y aquello parecía crónicas carnívoras por todo el arroz que había, pero mejor que sobre no que falte, y entre unos pocos nos comimos media olla. Lenos a reventar nos echamos una siesta o jugamos al mus con unas cartas (ganadores David y Berti) al final recogimos y limpiamos antes de montar en el autobús. Muy felices y cansados, pero siempre con ganas de más, llegamos a casa.

acampadaP